Muchos me preguntan qué es el Gomasio y cómo se prepara…

Es uno de los llamados “superalimentos” que son los que en pequeñas cantidades aportan un gran número de nutrientes, se compone de semillas de sésamo y sal marina, ambas tostadas y molidas.

Las semillas de sésamo son una alta fuente de calcio y aportan una serie de proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales imprescindibles para el organismo. Son cardioprotectoras, antihipertensivas, alcalinizan la sangre y regulan la glucosa.

  • Lo interesante de este condimento es que al aportar tanto sabor ayuda a reducir el consumo de sal, siendo un gran aliado para los hipertensos, siempre con moderación, claro. ⠀
  • Usalo en vez de la sal para condimentar arroz, sopas, salteados, mayonesas, ensaladas, etc.⠀

    La elaboración es muy sencilla!

 

Ingredientes

  • 15 cucharadas de semillas de sésamo por una de sal.

 

Preparación

Lavar bien las semillas de sésamo. Ponerlas en una sartén a fuego mediano sin aceite hasta que empiecen a dorarse y “saltar”. Ahí agregar la cucharada de sal marina y mezclar estando en el fuego un ratito más hasta que todo se vea unido y tostado (no quemado).
Volcar en un mortero y triturar bien. No es necesario que quede como un polvo. Una vez frío, guardar en un recipiente tapado a temperatura ambiente.⠀

  • Hasta una semana se conserva bien sin ponerse rancio.⠀

TIP: En verano usá sésamo integral y en invierno podés hacer un mix entre el integral y el negro. El sésamo negro tiene aún más minerales que el integral pero eso hace que sea más difícil de absorber por el aparato digestivo. Es una buena oportunidad consumirlo en invierno cuando el hígado está menos congestionado.